No tienes que ser famoso para tener trastorno bipolar

El Trastorno Bipolar

 

En torno al trastorno bipolar (Bipolar Disorder)

El último libro de Kay Redfield Jamison, está dedicado a Robert Lowell, figura imponente en el mundo de las letras — un ganador del Pulitzer dos veces — por su poesía innovadora, a menudo experimental. Durante décadas Lowell sufrió de trastorno bipolar extremo. Pero lo más notable, sin embargo, es el hecho de que compuso muchos de sus mejores versos mientras estaba loco de remate.

Según la autora de Robert Lowell, setting the river on fire. A Study of Genius, Mania, and Character, no es una biografía tradicional, sino un «relato psicológico» de la vida y la mente de Lowell, así como «una narrativa de la enfermedad que tanto le afectó.»

Y es que Jamison además de psicóloga, profesora de Psiquiatría en Johns Hopkins University School of Medicine y una autoridad en trastornos del humor, entiende la manía desde una perspectiva clínica y personal. Ella es también la autora del Best Seller «Una mente inquieta», donde nos cuenta cómo aprendió a vivir con su propia depresión maníaca.

Para este libro ha acumulado gran cantidad de investigación sobre Lowell, informes hospitalarios, entrevistas con muchos de sus médicos y amigos cercanos, así como cartas y notas, incluyendo el cuaderno revelador que Lowell mantuvo en 1973.

Y con todo ello pretende profundizar el estudio de la relación entre genio y locura, según expone la enfermedad de Lowell y su imaginación poética a menudo se fusionaron para producir un gran arte. Aterrorizado de enloquecer, no obstante el poeta reconoció que sus episodios energizaron su creatividad. «Escribo mi mejor poesía cuando soy maníaco», dijo.

Como sabemos Lowell pertenece a una larga lista de artistas, escritores o músicos como Ludwig van Beethoven, Nerval, Baudelaire, Van Gogh, Mark Rothko, Jackson Pollock, Sylvia Plath, T.S. Eliot, Virginia Woolf, Ernest Hemingway … que sufrieron una enfermedad mental.

Y aunque no hay que ser famoso para tener trastorno bipolar sus testimonios ayudan tanto a pacientes como a la sociedad en su conjunto a conocer mejor una enfermedad que conduce a menudo a la ruina del matrimonio, el deterioro de las amistades, la ruina económica y profesional y, con trágica frecuencia, al suicidio.

Así se va poniendo al descubierto el terrible, casi inconcebible sufrimiento que una persona maníaco-depresiva debe atravesar, al menos hasta que se la diagnostica, se la trata y acepta la medicación.  Pero a la vez estos testimonios dan cuenta de cómo la enfermedad se puede estabilizar y es posible retomar las riendas de la vida. Que pueden hacer frente a la enfermedad mental.

Cómo expone Stephen Fry en su documental de 2008 The Secret Life Of The Manic Depressive Yves Saint Laurent en sus declaraciones de despedida al mundo de la moda en 2012:

He pasado por muchas ansiedades, muchos infiernos. He conocido el miedo y la terrible soledad. Los falsos amigos que son los tranquilizantes y otros estupefacientes. La prisión de la depresión y la de los hospitales psiquiátricos. De todo esto, un día salí, deslumbrado pero estaba sobrio. Marcel Proust me había enseñado que «la magnífica y lamentable familia de los nerviosos es la sal de la tierra». Yo, sin saberlo, he formado parte de esta familia.”

Además la investigación continúa para poder mejorar tanto en la comprensión como en el tratamiento del trastorno bipolar y los trastornos relacionados, como la depresión unipolar. El tratamiento de este trastorno se basa en la combinación de la farmacológía; con estabilizadores del estado de ánimo (como el litio), antidepresivos (como la fluoxetina) y antipsicóticos (como la olanzapina) y la psicoterapia.

También parece claro que evitar el estrés excesivo, la moderación en la ingesta de alcohol, el sueño regular, el ejercicio se han demostrado útiles en la gestión de esta condición. Y su papel en la disminución de la susceptibilidad a este trastorno serán mejor entendidos como resultado de investigaciones en curso.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *