Una Mujer Fantástica

Después del éxito de la película Gloria (2013), Sebastián Leilo vuelve a sorprender con otra película audaz, Una Mujer Fantástica, ganadora a la mejor película extrajera de los Óscar de este año.

Marina, una transexual, tiene que luchar y enfrentarse a los prejuicios y a la violencia desatada no sólo por la familia de su pareja, quien fallece en circunstancias inesperadas, sino también tiene que enfrentarse a los médicos y policías quienes le tratan directamente como si fuese una delincuente.

Lo maravilloso del film es cómo el director acerca al espectador intentando que éste empatice con el sufrimiento y la soledad de la protagonista y de está manera que deje de pensar en el tema trans para pensar en el amor y en el respeto desplegado por Marina a lo largo de toda la película como si de un poema se tratara.

La delicadeza de Marina deja al descubierto la ignorancia, la incomprensión y la crueldad del resto de los personajes, quienes intentan mirar hacia otro lado porque no saben cómo comportarse frente a una mujer valiente ya que sólo les importa guardar las formas y las apariencias aunque ello implique la mentira y el engaño.

Tanto en Gloria como en Una mujer fantástica, podemos encontrar similitudes ya que el director habla de la vida de dos mujeres decididas a enfrentar los prejuicios y la doble moral en una sociedad paternalista y condescendiente que intenta acallarlas, marginarlas y aislarlas.

En una sociedad represora y conservadora como es Chile y la mayor parte de los países latinoamericanos respecto a la comunidad LGBT y hacia el rol de la mujer, resulta conmovedor y alentador saber que existen personas con ese ímpetu que no temen alzar sus voces para conquistar un lugar en la sociedad.

En estos tiempos en que la diversidad sexual, la identidad y la violencia de género son los temas más en boga, es preciso crear un espacio para el diálogo y el entendimiento para que exista coherencia en las diferentes instituciones sobre cómo abordar la diversidad sexual y/o de género desde un trabajo interdisciplinar.

Pienso que este tipo de cine inteligente ayuda mucho a concienciar a la sociedad y a cuestionar las normas y los roles tradicionales de género que están presentes en toda sociedad patriarcal para contribuir a formar sociedades más justas e inclusivas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *