El Amor Menos Pensado

El Amor Menos Pensado es la ópera prima de Juan Vera, gran productor argentino y colaborador ocasional de guiones de películas de la productora PatagonikEl Amor Menos Pensado narra la historia de una pareja que lleva casada 25 años cuando su hijo decide viajar a España a estudiar. A consecuencia de este hecho, surge un sentimiento de vacío entre ellos, ya sea por la partida del hijo o por el vacío que venían sintiendo ambos en su relación.

El film trata sobre la angustia existencial, sobre lo complicado que resulta mantener el deseo y las búsquedas para romper con el conformismo dentro de una relación estable. Asimismo, el film se cuestiona acerca del amor, el enamoramiento, la lealtad y el sentido de la vida.

Ambos personajes quieren más de la vida, ella quiere algo que la haga vibrar y sentirse viva, tiene miedo de envejecer o marchitarse sin sentir más emociones que la comodidad de lo conocido. Él, profesor de literatura, habla sobre la experimentación de la libertad y de la adrenalina que produce el no tener nada seguro en la vida pero al llevarlo a la práctica comienzan sus dudas. Finalmente, cada uno desde diferentes perspectivas acaban por reconocer su modo de estar en el mundo. Una de las cuestiones más difíciles de nuestra existencia, consiste en saber en cada momento si lo que queremos o necesitamos es la calma o la aventura, la estabilidad o la sorpresa, la mesura o el exceso. ¿Acaso cada posición que elegimos puede estar encubriendo una defensa frente a los miedos que provoca el paso del tiempo y el envejecimiento? ¿Cómo saber cuál es la correcta?

Ricardo Darín (Marcos) y Mercedes Morá (Ana) hacen una espléndida pareja y nos adentran en su relación con mucho humor pero también con cierta dosis de drama sin caer en el exceso por ninguno de los dos lados.

Marcos y Ana deciden separarse no porque se lleven mal, todo lo contrario, no se pelean ni discuten, inclusive conservan el sentido del humor, sencillamente la pasión y el deseo que sentían ambos se apaga y necesitan tomar rumbos diferentes en sus vidas. A partir de ese momento, comienzan a vivir su soltería a partir de un devenir de aventuras amorosas a través de Tinder, Facebook e instagram.

El final no se los cuento, es una película para ver y reflexionar. Tampoco es una gran película, es bastante modesta y sencilla. Parece ser que las películas acerca de las relaciones con personas de mediana edad ya son un género por sí mismas. El síndrome del nido vacío, la crisis de los 50, la infidelidad, la relación entre padres e hijos son alguno de los temas que toca esta película, la que nos invita a pensar sobre todo, en el amor después de la enamoramiento.